¿Maniobras o esperas?

Por alejandra el octubre 10, 2018 - Regresar

“Este es el número de la aseguradora del vehículo. Por favor, cero charcos y menos si el agua es salada. Y si estás obligada a coger el agua, dale muy suave”, fueron las últimas palabras de mi papá al irse de viaje y dejarme el carro.

Una semana después, iba manejando y debía llegar con prontitud a mi oficina porque tenía una cita. En ese momento, un carro se estacionó por unos segundos frente a mí y aunque tenía la posibilidad de pasarlo, caí en cuenta que otro carro venía en dirección contraria y se me dificultaba pasar.

Por un instante pensé: “¿Qué voy a hacer? ¿Maniobro para intentar adelantarme o espero que el carro ande y sigo en mi vía?”. No tardé en recordar las recomendaciones de mi papá al salir. Así que preferí esperar y evitar un accidente.

Este caso no es muy lejano a nuestra realidad. Constantemente nos enfrentamos con situaciones o decisiones diarias que nos instan a maniobrar cuando mejor es esperar. Dios te ha dado promesas y visiones de las grandes cosas que ha destinado para ti. Sin embargo, mientras llega el cumplimiento del tiempo de la promesa, intentamos maniobrar en nuestras fuerzas para obtenerla. Lo cual termina ocasionando accidentes.

Ismael fue consecuencia a una maniobra de Abraham y Sara por adelantarse a la promesa, cuando en el corazón de Dios ya estaba Isaac. No te afanes. No te frustres. No te desanimes. ¡Sigue adelante!

Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento y perseveren en la oración”. (Romanos 12:12).

Dos cosas que debemos hacer en la espera: alegrarnos y perseverar en la oración. La alegría es evidencia de la fe. Y la perseverancia es muestra de confianza. Toma la decisión hoy de alegrarte a pesar de cualquier situación que estés atravesando. Recuerda que todo es temporal. El dolor acaba. La desilusión acaba. En pocas palabras, tu circunstancia tiene fecha límite. Así que tranquilo, respira profundo y haz un stop en el camino. ¡Deja de maniobrar y decide confiar!

Realmente, ¿qué prefieres? ¿Esperar el cumplimiento o ocasionar un accidente por querer adelantarte a los tiempos? ¿Maniobras o esperas?

En mi caso, prefiero esperar la buena, perfecta y agradable voluntad de mi buen Dios.


  1. Excelente articulo! Sin embargo pueden haber casos donde debemos maniobrar pero con la mayor prudencia y mesura posible! Un abrazo Aleja! DTB siempre

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>