¿Cómo vencer ataques mentales?

Por alejandra el septiembre 8, 2020 - Regresar

Creo que este es uno de los post más especiales que he escrito. Quiero que sea una carta de amor para Dios. Mientras estoy frente este computador, solo puedo pensar en cuánto te amo, Dios, y cuánto me amas a mí. Muchas veces soñé con una gran historia de amor pero tú lo superaste, Señor. Eres más de lo que soñé.

 

Durante esta pandemia, atravesé por fuertes batallas mentales. Recuerdo un día que me levanté a las 3:00am. No podía dormir. Tan fuertes eran los ataques mentales, que me levanté, me puse a orar y al terminar, entrené, como de costumbre. Las lágrimas eran difíciles de contener. Había muchas cosas que humanamente no entendía, pero sobre todo, era el hecho de pensar cómo Dios podría cumplir cosas que había hablado a mi vida pero que a este punto parecían imposibles.

 

No te sientas culpable si has atravesado o estás atravesando batallas mentales. Recuerda que este es el campo donde el enemigo trabaja. Su especialidad es mentir, engañar, culpar, condenar, señalar, distraer y quitar la paz. Los pensamientos de Dios jamás atormentan o condenan, aún cuando la conciencia te indica que hay cosas que debes corregir, Su Espíritu exhorta con paz y amor, porque esa es su naturaleza. Por eso, en medio de estos días difíciles, solo le podía decir: ¡Ayúdame, Espiritu Santo! Quiero permanecer enfocada en lo que me has llamado a hacer.

 

Una tarde, conversando con mi mamá, ella me dijo: “Chiqui, necesitas descansar”. Así que estuve toda una semana por fuera, desconectada de redes, descansando. Regresé recargada y con nuevas ideas, pero aún así, algo faltaba. Necesitaba aprender a combatir correctamente pensamientos que no venían de parte de Dios. Empecé a declarar “Soy libre por la Sangre de Jesús” cada vez que venían este tipo de pensamientos y me ayudaba, pero algo faltaba…

 

Hasta que el Espíritu Santo me dijo: “Alejandra, para cada pensamiento hay una salida. Ve a la Palabra”. En este momento fui a mi Biblia y enocontré tres perlas que me ayudaron a vencer. Los escribí en unos papelitos, los puse en el forro de mi celular y cada vez que venían este tipo de pensamientos, los leía en voz alta. Siempre había escuchado que con la Palabra podría derrotar argumentos del enemigo pero por primera vez esto fue una realidad en mí.

 

En cuestión de días, la fortaleza que llegaba a mí al declarar la Palabra, era indescriptible. Los ojos de mi entendimiento empezaron a ser alumbrados y finalmente, pude ver con claridad.

 

¿Quieres vencer ataques mentales?

 

“Destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios. Poniendo todo pensamiento en cautivero a la obediencia de Cristo”

( 2 Corintios 10:5).

 

Este post sin práctica es tiempo perdido. Quiero ayudarte. Así que en este mismo instante:

 

  1. Busca tres versículos que te ayuden a combatir ese pensamiento que ha querido venir a robar tu paz.
  2. Ponlos en un lugar visible: tu celular, tu cuarto, tu billetera, donde desees. Pero debe ser un lugar que revises constantemente y que tengas a la mano.
  3. Cada cez que vengan pensamientos incorrectos, léelos audiblemente.

 

Una vez busques tus tres versículos, súbelos a tus historias de instagram y me mencionas @alejandramramirezm para cuáles escogiste.

 

¿Sabes que el amor de Dios es sin límites? Me asombra que Él pudo condenar a la mujer adúltera, pero cuando preguntó que si alguno estaba libre de pecado lanzaran la piedra y todos se fueron, levantó su cabeza, vio a la mujer y le dijo:

 

“Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?” (Juan 8: 10).

 

“Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más” (Juan 8:11).

 

Ese es el amor de Dios. Un amor que no nos juzga sin importar cuán torpes nosotros nos sintamos.

 

Así que sigue adelante, de esta batalla, ¡saldrás más que vencedor!

 

 


  1. Diana Carolina Herrera dice:

    Maravilloso, que bendición es leer este post… En estos momentos los cuales también me identifique y estoy atravesando casi la misma situación… Aleja, gracias por dejarte usar por Dios.. me quebrante al leerlo… juan 8:11 esa es su naturaleza necesitaba recordarlo…

  2. Gracias . 😇🙃
    En este tiempo de pandemia y cuarentena me he sentido igual con ataques de pensamiento negativos y leyendo tu experiencia me doy cuenta que se puede seguir adelante.
    Gracias también por los consejos 😉

  3. Magalys Tilvez Rivera dice:

    Wowwwwwwwww justo lo quee necesitaba DIOS ES BUENO y su misericordia es eterna,gracias Alejandra por dejarte usar por EL GRAN YO SOY.🙌🙌🌻🌻

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>